Seguidores

martes, 6 de mayo de 2008

Colaboración a los Intrusos



Colaboración a los Intrusos

Un pequeño recuadro sobre la historia del barrio

La tarea de los chicos de 9 año

En la escuela Leopoldo Herrera, la profesora de lengua, Alicia Sánchez, que además es la directora de la biblioteca popular Roberto Fontanarrosa, le dio, en forma de tarea, a los alumnos de noveno año de esta misma escuela, que entrevisten a una persona que haya estado mucho tiempo viviendo en el barrio, sobre la historia de Parque Casas.
Como siempre estuvieron los irresponsables, los que entregaron las cosas sin hacer, los que hicieron la mitad de las cosas y sólo unos pocos la entregaron completa. Entregaron la entrevista nueve alumnos. Dos de las hojas no tenían nombre, seis eran de noveno B y sólo una alumna, de noveno C.
La mayoría de las personas entrevistadas contestaron lo mismo: que antes era todo campo, que escuchaban mucho tango, se transportaban en carro a caballo, etc. Entregó fotos del barrio, una alumna llamada Lucia, quien está orgullosa de que la plaza de C. Casas y Sorrento lleve el nombre de su bisabuelo materno, quien fuera el mentor de la misma. Esta se llama "Pinocho", en homenaje a Eugenio Taibo, desde el año 1953.
La plaza ubicada en calle Sorrento y Casiano Casas lleva el nombre de “Pinocho”, en homenaje a Eugenio Taibo.
El señor Taibo fue un vecino del Barrio Parque Casas que quiso que los chicos del barrio tuvieran una placita con juegos y se abocaba a la tarea de plantar árboles y darle forma a la misma, este esfuerzo fue complementado con juegos infantiles tales como calesita, sube y baja, vaivén y tobogán.
En marzo de 2003, en el 2º Encuentro Comunitario “El barrio Juega” y con la finalidad de ponerle un nombre a la plaza, los vecinos rescataron del olvido lo relatado precedentemente y elevaron la inquietud al Honorable Consejo Municipal, que en octubre del mismo año, en la ordenanza Nº 7.592, acepta la denominación de “Plaza Pinocho en homenaje a Eugenio Taibo”al espacio público ubicado en la intersección de las calles Sorrento y Casiano casas.
Este señor además donó los terrenos donde actualmente está el Centro de Salud Casiano Casas, colaboró además para que se construyera. Los fondos para la primera sala de enfermería nos cuenta Enrique Garrido, se obtuvieron de una fiesta que se organizó en la Canchita de "la Buena Vista", donde todo el barrio se reunió a jugar al fútbol y a pasar el día con su familia.

1 comentario:

Vanesa dijo...

El trabajo que hacen es realmente muy bueno, sigan adelante porque esta puede ser su verdadera vocación. Saludos, Vanesa.